A partir de abril de 2017, 8 investigadores mexicanos se incorporaron a un consorcio científico internacional de más de 200 especialistas de todo el orbe en el proyecto Event Horizon Telescope, una red de telescopios que logró capturar la imagen de un agujero negro, dada a conocer este miércoles 10 de abril.  

Aspecto del “agujero negro” (Fotos: Agencia ID)

Integrados al Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM), ubicado en la Sierra de Puebla, en México, Sandra Bustamante, Edgar Castillo, David Sánchez Arguello, Jonathan Tavares y Arturo Gómez del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, así como Antonio Hernández, Sergio Dzib y Gisela Ortiz, del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México son parte de este importante proyecto.

Durante la presentación de la imagen, el doctor Laurent Loinard, explicó que para preparar la observación se implementó un mecanismo para obtener datos y transformarlos en imagen.

Los datos fueron grabados en discos, acumulándose unos 500 terabytes, enviados a 2 computadoras centrales, en Alemania y en Estados Unidos. Siguió la sincronización de ambas con la señal de un reloj atómico y la información generada fue después calibrada. Se hicieron las imágenes y se analizó científicamente el proceso.

Los resultados se publicaron en 6 artículos en una revista especializada. La imagen del agujero negro que se dio a conocer el 10 de abril de 2019 presenta un anillo que corresponde al agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la galaxia M87, a 53.3 millones de años luz de la Tierra.

Event Horizon Telescope es la integración de 8 observatorios de radio ubicados en puntos estratégicos en el mundo, utilizando interferometría (técnica que combina la luz que viene de distintas fuentes) con lo cual se consiguió un telescopio virtual del tamaño de la Tierra. Cuenta con la resolución más alta que jamás se haya alcanzado, y logra detectar un cabello humano a 500 kilómetros de distancia.

Los agujeros negros son concentraciones de materia comprimida en un área pequeña que genera un campo gravitatorio que engulle todo lo que le rodea, incluida la luz.

El llamado horizonte de eventos delimita la frontera entre los objetos que se salvarán de ingresar y los objetos que irán a parar al interior de un agujero negro producto de las fuerzas gravitacionales. Nada, inclusive la luz, puede sortear la barrera definitiva.

El científico mexicano participó en la presentación internacional de las imágenes logradas (Fotos: Agencia ID)

  David H. Hughes, director e investigador del GTM señaló que por primera vez se podrán comprobar ciertos aspectos de la Teoría de la Relatividad General de Einstein, que de otra forma no es posible estudiar.

El Gran Telescopio Milimétrico, con diámetro de 50 metros, fue diseñado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica y la Universidad de Massachusetts Amherst para recibir radiación astronómica.

Es considerado el telescopio en su tipo más grande del mundo y se ubica en la cima del Volcán Sierra Negra, la montaña junto al Pico de Orizaba. Desde él se estudian hoyos negros y aspectos del origen del Universo (Texto y fotos: Agencia ID – Noticyti).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *