Código de ética

Los periodistas que trabajamos en www.nuevoperiodismo.com.mx adoptamos, por decisión propia y consciente, los siguientes principios, con la finalidad de ser activos partícipes en la construcción de una práctica periodística profesional, honesta, con valores y enfocada a la construcción de una mejor vida para todos.

Este código fue integrado con la opinión de integrantes del portal y recopilando planteamientos plasmados en códigos de otros medios informativos, así como de del Código Deontológico aprobado en la Asamblea General de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, celebrada en Sevilla el día 27 de Noviembre de 1993.

  1. Mi primer compromiso ético como periodista es el respeto a la verdad. De acuerdo con este deber, los periodistas de este portal defenderemos siempre el principio de la libertad de investigar y de difundir con honestidad la información y la libertad del comentario y la crítica.

 

  1. Mi trabajo como periodista está invariablemente orientado al servicio de la sociedad, lo que implica informar a ésta de lo que es de su interés y utilidad a fin de que cuente con conocimiento que sea de utilidad para el beneficio propio y de la colectividad.

 

  1. La redacción de la información siempre la realizaré dando un buen uso al lenguaje y respetado las reglas gramaticales, teniendo siempre el principio de escribir con claridad y usando un lenguaje para todos.

 

  1. Para cumplir cabalmente con mi profesión y mejorar constantemente mi trabajo, asumo el compromiso de estar oportuna y debidamente informado además de capacitarme constantemente, pues así podré determinar la actualidad de la información recabada, su trascendencia política, económica, social o cultural; lo anormal o inusitado de los hechos y los cambios que éstos inducen en las diversas relaciones de la sociedad.
  1. Para garantizar el cumplimiento de los principios antes señalados y de los subsecuentes, habré de mantener mi independencia editorial respecto de intereses económicos, políticos, religiosos y de cualquier otro orden, para estar libre de obligaciones y presiones que obstruyan mi misión periodística. Mi compromiso es evitar incurrir en la autocensuras; es decir, dejar de escribir sobre algún tema comprobado o una noticia verificada, por temor o por interés político o económico.

 

  1. Como periodista, estoy obligado a entender el fenómeno sobre el que escribiré, conocer sus antecedentes y preguntarme sobre sus consecuencias para posteriormente hablar de él. Por ende, nunca un rumor o trascendido será noticia pues el periodista trasmite a los lectores noticias comprobadas”.

 

  1. Mantener el equilibrio en la información que publique, lo que implica que será presentada en su contexto e incluyendo la visión de todos los involucrados. Por consecuencia, existe el compromiso de acudir al máximo de fuentes posibles para confirmar o descartar un hecho.

 

  1. En todo suceso existe más de una versión, especialmente en los casos polémicos, que envuelven denuncias y escándalos. Y como mi función es exponer los hechos, no juzgar, resulta indispensable buscar todos los lados relacionados y publicar, en la misma edición, todas las partes interesadas.
  1. Los periodistas asumimos el principio de que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario y evitamos al máximo las posibles consecuencias dañinas derivadas del cumplimiento de nuestros deberes informativos. Tales criterios son especialmente exigibles cuando la información verse sobre temas sometidos al conocimiento de los Tribunales de Justicia.

 

  1. Si bien es cierto que siempre estaré en función de informar lo que es de interés de la sociedad, un límite que conscientemente habré de respetar es la vida privada de las personas, aun siendo personajes públicos.

 

  1. La honestidad siempre estará presente en mi trabajo; por ende, habrá garantía de que todo lo que publique será imparcial y estará motivado por el interés público. En función de este principio, no habré de incurrir en plagio de trabajos realizados por colegas u otros profesionales. Tampoco habré de “recurrir a engaños que impliquen suplantar o fingir ser otra persona, así como tampoco el uso de grabadoras o cámaras escondidas” .

 

  1. El compromiso con la búsqueda de la verdad me llevará siempre a informar solo sobre hechos de los cuales conozco su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado.