A pesar de que la UNESCO agrega cada año una colección de sitios en los que los protagonistas son los paisajes al aire libre, la urbanización y la sobrepoblación hacen difícil encontrar nuevas adiciones. 

La capital inglesa, la ciudad del mundo con mayor cantidad de parques y zonas verdes (Fotos: Royal Parks)

Publicada originalmente en la revista digital Travesías y firmada por Paola Gerez (https://travesiasdigital.com/destinos/londres-primera-ciudad-parque-nacional-del-mundo), la información destaca que afortunadamente un nuevo concepto pretende fusionar dos elementos que, aunque opuestos, pueden coexistir perfectamente; se trata de la Ciudad-Parque Nacional, un término que hace referencia a aquellas urbes que tienen una gran cantidad de zonas verdes y una vida silvestre diversa, como en el caso de Londres.

El 22 de julio la capital británica se convirtió en la primera urbe en ser reconocida. El proceso de acreditación lo llevó a cabo la Fundación Nacional de Ciudades-Parque Natural (NPCF), organismo que pretende ampliar la lista de urbes verdes en los próximos 6 años. Por el momento, quien busca la candidatura es Glasgow.

Ideada por el explorador Daniel Raven-Ellison, esta iniciativa pretende conservar la vegetación, la vida silvestre y fomentar que los habitantes de una metrópoli adopten un estilo de vida más saludable y consciente. 

Londres es una de las ciudades con más porcentaje de áreas verdes en Europa. En la ciudad hay la misma cantidad de árboles que personas; es decir, 9 millones. Además, cerca de 50 por ciento del área urbana luce verde o azul desde las alturas gracias a sus lagos, ríos, plantas y sus 3 mil parques públicos. 

Probablemente no exista un viaje lo suficientemente largo como para conocerlos todos; por eso hicimos una selección de los cuatro más famosos.

Parques destacados

Hyde Park, ubicado al oeste del centro de Londres (muy cerca del Palacio de Buckingham), es uno de los 8 parques reales de la ciudad. Favorito de los deportistas, pues es ideal para correr, andar en bicicleta o incluso nadar en el agua fría del lago Serpentine.

Regent’s Park es otro parque real que se encuentra en el centro-norte y es el más indicado para visitar con niños, ya que cuenta con amplias instalaciones de juegos infantiles y deportivas. También se puede ir al jardín de rosas Queen Mary y al zoológico de Londres.

Desde las alturas del parque Hampstead Heath se tiene una de las mejores vistas sobre la silueta urbana. Es frecuentado para hacer picnics, ver el atardecer y –en temporada de verano– refrescarse en alguno de sus lagos. 

Otro excelente ejemplo lo constituye el parquet Greenwich Park en el que se puede visitar el centro astronómico y el planetario del Observatorio Real; pisar el Meridiano Cero –establecido ahí en 1884– y conocer vestigios romanos de hace más de mil 500 años (Texto: Paola Gerez Levy / Foto: The Royal Parks).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *