Unos 150 presidentes municipales tuvieron que desistir de su intento por ingresar a la sede del gobierno mexicano pues desde su interior fue dispersado gas lacrimógeno o gas pimienta, lo que provocó que se retiraran.

A las puertas de Palacio Nacional, los alcaldes fueron dispersados con gas lacrimógeno (Fotos: ANAC)

Los alcaldes, entre los que se encontraban Luis Nava (Querétaro), Enrique Vargas del Villar (Huixquilucan), Juan Hugo de la Rosa García (Nezahualcóyotl), Francisco Javier Castellón Fonseca (Tepic) y Víctor Manuel Manríquez González (Uruapan) querían dialogar con el presidente, Andrés Manuel López Obrador pero al acercarse a Palacio Nacional, la Puerta Mariana fue cerrada.

Se mantuvieron afuera, lanzando consignas; a los pocos minutos, desde el interior fue dispersado el referido gas.

Mediante comunicado de prensa, la Presidencia de la República confirmó que, efectivamente, “se dispersó una dosis moderada de aerosol defensivo natural en el ambiente que no puso en riesgo la vida de ninguna persona”.

El argumento para realizar esa dispersión fue que los alcaldes “irrumpieron por la fuerza a través de Puerta Mariana, con lo que pusieron en riesgo la vida de trabajadores –dado que se trabaja desde andamios en la reparación de la fachada- y peatones, además de que agredieron al personal de seguridad”.

Los munícipes acusan que en la iniciativa de presupuesto federal para 2020, se recortan los recursos destinados a seguridad, carreteras y caminos rurales, agua potable y al campo. Quieren que se modifique la propuesta pues el recorte llega a más de 60 por ciento en carreteras y a 25 por ciento en seguridad.  

El alcalde de Querétaro, Luis Nava, dijo que se sentían agraviados “por estas actitudes del gobierno federal. Estamos agraviados e indignados, porque nos traten así, porque no nos escuchen y porque nos agredan con ese tipo de reacciones”.

Explicó que ellos llegaron “a tocar la puerta, a buscar el diálogo, a entablar una mesa de trabajo y a solicitar una audiencia con el presidente de la república; no pedimos más que ser escuchados y lamentablemente el gobierno federal ha mostrado uno de sus rostros más represivos y autoritarios que se haya visto”.

La presidencia, por su parte, explicó que desde el primer momento “fueron atendidos por la coordinadora de Atención Ciudadana de la Presidencia, Leticia Ramírez Amaya, quien ofreció una mesa de trabajo por parte de la Secretaría de Gobernación para escuchar los planteamientos”.

No obstante, “la respuesta de los alcaldes fue negativa e irrumpieron por la fuerza a través de Puerta Mariana, con lo que pusieron en riesgo la vida de trabajadores –dado que se trabaja desde andamios en la reparación de la fachada- y peatones, además de que agredieron al personal de seguridad”.

Por esa razón, con fines disuasivos se dispersó una dosis moderada de aerosol defensivo natural en el ambiente que no puso en riesgo la vida de ninguna persona (Texto: Redacción / Fotos: ANAC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *