Fue el Ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, quien en representación de los integrantes del Grupo de Lima, leyó el acuerdo de este conglomerado que reúne a 14 países del continente americano y que deja en claro que  no reconoce la legitimidad del nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro que iniciará el 10 de enero de 2019.

El presidente López Obrador rechazó firmar en contra del gobierno de Maduro (Foto: Gobierno de México y Grupo de Lima)

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, reunidos en la ciudad de Lima, Perú, pidieron a Nicolás Maduro que ceda el poder a la Asamblea Nacional para que este organismo prepare una nueva elección democrática y libre en Venezuela.

La resolución contiene 3 puntos:

1.- El proceso electoral llevado a cabo en Venezuela el 20 de mayo de 2018, carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes ni con las garantías ni estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente.

En consecuencia, no reconocemos la legitimidad del nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro que iniciará el 10 de enero de 2019.

2.- El Grupo ratifica su pleno respaldo y reconocimiento a la Asamblea Nacional, elegida legítimamente el 6 de diciembre de 2015, como órgano constitucional democráticamente electo; insta a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia el 10 de enero de 2019 y a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera provisionalmente el poder ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones democráticas.

3.- Los 13 países se comprometen a reevaluar el estado o nivel de las relaciones diplomáticas con Venezuela; impedir la entrada a nuestros países de los altos funcionarios del régimen o prevenir su acceso al sistema financiero y de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos.

Popolizio explicó que estos países están conscientes que este es un proceso que corresponde a los venezolanos y “nosotros estamos con la plena disposición de apoyar, con la presión internacional necesaria, para que ellos recuperen la democracia lo más pronto posible y se acabe la dictadura de Nicolás Maduro”.

Además, adelantó que sus países no asistirán a la toma de protesta de Nicolás Maduro.

De acuerdo a la versión publicada por el periódico español El País, El canciller mexicano, Marcelo Ebrard (quien no viajó a Lima para asistir a la reunión), dijo que el Gobierno de México “coincide” en la preocupación que la crisis política de Venezuela ha generado en la región. “Pero no coincidimos en las medidas” (Texto: Redacción / Fotos: Gobierno de México y Grupo de  Lima).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *