En el municipio de Peñamiller se ubica la comunidad de Agua Fría. Aquí viven mil 427 personas; su realidad es que han tenido que lidiar no solo con la falta de agua, sino también con el engaño de las autoridades federales, estatales y municipales.

La gente de la comunidad espera que la CEA ahora sí realice los trabajos que se necesitan (Fotos: Ana Luisa Bravo)

Llegar a este punto desde la capital del estado lleva 3 horas y media en vehículo particular. El trayecto tiene caminos en mal estado, clínicas de salud en el abandono, red de agua, medidores a flor de tierra y ciudadanos que esperan ser escuchados.

La pregunta es inmediata: ¿Por qué tienen tubería pero no hay agua?

Hablan al unísono; afirman que con el programa “Agua Cerca de Todos” del anterior sexenio a cargo del priista José Calzada Rovirosa se instaló la red, pero fue un fraude.

La complicación se acrecenta debido a que deben enfrentar la “envidia” de los concesionarios de la comunidad más cercana, El Portugués, que se niega a compartir el agua, argumentando que se les puede terminar.

Entrando a la comunidad se aprecia el tendido de red de agua potable, medidores a las afueras de las casas, tuberías a los largo de las calles, pero nadie sabe para qué les colocaron pues el manantial más cercano se encuentra a 2 kilómetros de distancia, así que tuvieron que colocar mangueras para abastecerse.

Las mujeres de Agua Fría revelaron que el agua con la que lavan la ropa tiene que ser reusada para trapear, para los sanitarios y para otros usos.

En la plática, a la que concurrieron unas 20 personas, habló primero J. Concepción Martínez Yáñez “Don Conce”. Afirmó que las familias de aquí han padecido por la falta de agua. Gobiernos entran, gobiernos salen y el agua potable nunca ha llegado.

Por eso es común que las personas hagan guardia en el manantial. Ya sea de día, tarde, noche e incluso en tiempo de calor, pasan la noche haciendo guardia para poder conectar su manguera y así vigilar que no sea desconectada por otra persona.

La inconformidad en Agua Fría va enfocada a que, con el apoyo de Antorcha Campesina, en el año 2014 se solicitó el equipamiento del pozo de agua perforado por personal de la Comisión Estatal del Agua y la red de conducción y distribución.

Y es que aun cuando se entregó el documento en el que se refiere que la dependencia estaría elaborando el proyecto que incluiría equipamientos, requerimientos, líneas de conducción, interconexión y el tanque de distribución, después de 3 años, todo apunta a que el tema ha quedado en el olvido pues las autoridades no han dado continuidad a los trabajos.

“Lo que nosotros estamos esperando es que la CEA se disponga a trabajar con nosotros y eso nos va a dar una justificación” piden las familias. (Texto: Ana Luisa Bravo / Fotos: Ana Luisa Bravo).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *