Sin embargo, Nancy Guadalupe Morales Hidalgo fue acribillada por su expareja, afuera del colegio en el que acababa de dejar a su hija, en la ciudad queretana de Tequisquiapan. Desde el 2 de mayo, Nancy entregó al gobernador del estado una carta en la que explicaba que temía por su vida y que quería protección. 

Los mensajes que envió el gobernador (Fotos: Fiscalía y Nuevo Periodismo)

Tres días después del crimen, la Directora del Instituto Queretano de las Mujeres, Valeria Guerrero Ángeles, confirmó que recibieron la carta de Nancy en la que solicitaba su ayuda. 

Dijo que se le brindó atención jurídica y se estableció un protocolo de atención pero dijo desconocer en qué momento había fallado. “Tuvo que haber pasado algo que haya fracturado el plan de seguridad que trabajamos y acordamos junto con ella”, declaró en conferencia de prensa. 

El lunes pasado, la Fiscalía General del Estado dio a conocer la detención de las personas que perpetraron su asesinato: su expareja y dos migrantes salvadoreños, uno de ellos, menor de edad. 

El gobernador queretano, Francisco Domínguez Servién, expresó en su cuenta de Twitter, 5 días después del crimen: “el hecho de que los presuntos responsables hayan sido ya detenidos, no exime a mi gobierno de hacer una evaluación y corrección sobre las normas y criterios que regulan el actuar de cada una de las dependencias, ante este tipo de casos”.

Enrique, un exmilitar chileno de nombre Ernesto, llevaba al menos un par de meses planeando el asesinato de Nancy Guadalupe. Esta fue, al menos, la segunda ocasión que intentó matarla con el objetivo de quedarse con la custodia de su hija, cobrar el seguro de vida de ella y regresar a vivir a Chile.

“No quiero morir!!, es un hecho!! No quiero ser una de las mujeres que mueren en este país cada 160 minutos con una saña y violencia como nunca antes, pero tampoco quiero que mi hija de 10 años y mi madre de 79 años quienes actualmente viven conmigo sean víctimas de esta situación”, se lee en una parte de la carta que envió al gobernador.

En la misiva, refiere que el 11 abril pasado su casa había sido asaltada, ella y el jardinero que ahí trabajaba fueron heridos con arma de fuego y estrangulada una de sus mascotas; Nancy tenía la sospecha de que había sido un intento por matarla.

Sin embargo, la Fiscalía calificó el suceso como “robo a casa-habitación” sin considerar las otras evidencias.

“He girado instrucciones a fin de que se apoye a la familia de Nancy Guadalupe Morales Hidalgo (QEPD), en todo este doloroso proceso; se actualicen los protocolos de atención y medidas cautelares que se aplican en casos como este; y se garantice el máximo castigo a responsables”, escribió también el gobernador, Francisco Domínguez  en Twitter (Texto: Redacción / Fotos: Fiscalía General).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *